Prunus dulcis

D.A. Webb
 

Género: Prunus

Almendro; ametller (cat.); almendrondoa (eusk.); amendoeira (port.).

 

Prunus dulcis

Imágenes de Prunus dulcis
  1. Prunus dulcis

    Rama con hojas lanceoladas y frutos
  2. Prunus dulcis

    Dos de la izquierda por el haz. Dos de la derecha por el envés.
  3. Prunus dulcis

    Detalle de hojas y fruto con estilo terminal
  4. Prunus dulcis

    Formación de almendros en plena floración
  5. Prunus dulcis

    Corte longitudinal de la flor con el ovario peloso
  6. Prunus dulcis

    Detalle de las flores
  7. Prunus dulcis

    Flores rodeadas por brácteas rojizas

Árbol de hasta 10 m de altura. Corteza arrugada,  de tono pardo-rojizo a negruzco que finalmente se separa en placas. Copa ancha y casi redondeada, Hojas ovadas, de margen aserrado y con el ápice acuminado, carentes de pelosidad, con nervios muy marcados.

Presenta una floración muy temprana, entre invierno y primavera, anterior a la salida de las hojas. Flores solitarias o en parejas, con un pedicelo muy corto y presencia de numerosas brácteas rojizas. Pétalos blancos y brillantes a rosados, que caen en pocos días.

El fruto es la característica almendra, con una fina capa carnosa y pelosa en su cara externa, que se abre dejando visible el hueso que encierra una sola semilla. Las almendras maduras se presentan a finales del verano.

Distribución

Es autóctono del este de Europa, Asia occidental y norte de África. Ampliamente cultivado en el área mediterránea, incluida buena parte de la Península Ibérica, excepto el tercio septentrional. Vive en todo tipo de suelos pero es más frecuente en los calizos. Se encuentra asilvestrado en márgenes de caminos, laderas secas y soleadas.

Observaciones

Se cultiva para obtener los frutos, empleados en la industria alimenticia y cosmética. La almendra dulce se emplea en la elaboración del turrón y el mazapán. También se emplean en la producción de licores y aguardientes.

Se planta como árbol ornamental por su temprana floración y la belleza de sus flores.

Las almendras amargas contienen un potente veneno, pero son empleadas en la industria farmacéutica contra enfermedades respiratorias.