Pinus canariensis

Sweet
 

Género: Pinus

Pino canario.

 

Pinus canariensis

Imágenes de Pinus canariensis
  1. Pinus canariensis

    Piñas.
  2. Pinus canariensis

    Ejemplar en su hábitat natural. Tenerife (Canarias).
  3. Pinus canariensis

    Apófisis de las escamas seminíferas de la piña
  4. Pinus canariensis

    Corteza.
  5. Pinus canariensis

    Ramas con conos masculinos y acículas
  6. Pinus canariensis

    Rebrote desde el tronco tras un incendio. La Palma (Canarias).

Árbol de hasta 60 m de altura, pero que en la Península es difícil que supere los 25 m, salvo en algunos jardines. El porte, en los ejemplares jóvenes, es cónico; luego, en ejemplares más viejos, la copa se abre y se hace más irregular. La corteza muestra placas grisáceas o pardas, en ocasiones bastante oscuras. Las hojas se reúnen en grupos de 3; son largas, de 20 a 30 cm, finas, flexibles, bastante curvadas y de color verde azulado o grisáceo. Con frecuencia se pueden observar, naciendo directamente del tronco, brotes con hojas más cortas (1 a 3 cm) dispuestas en este caso de forma helicoidal y de color azulado o grisáceo.
Los conos floríferos masculinos se reúnen en grupos muy numerosos, son amarillos y muy vistosos. Los femeninos, tienen el aspecto de una pequeña piña de color rojizo. Al desarrollarse, las piñas quedan unidas a las ramillas por un pedúnculo corto y grueso, inapreciable cuando han terminado su crecimiento. Si están cerradas tienen forma alargada, como de huso, de longitud variable entre (8) 10 y 18 cm; levemente asimétricas en la base, con las apófisis elevadas, piramidales, de contornos sinuosos y el ombligo más o menos saliente, pero no pinchudo. Abiertas, se aprecian con más dificultad las apófisis elevadas y el contorno sinuoso, pero en cambio se ve bien el color castaño de las caras dorsales de las escamas (véase P. pinaster).

Distribución

Es natural de las islas de Tenerife, Gran Canaria, La Palma, El Hierro y, seguramente, La Gomera. En su hábitat natural se puede encontrar entre los (100) 700 y 2000 (2400) m, en variadas zonas climáticas, sobre suelos volcánicos, a veces muy pobres. En la Península se ha plantado en Andalucía, Levante y Cataluña, desde el nivel del mar en la costa mediterránea hasta los 800 m. Aunque es una especie tolerante a la aridez, se desarrolla mejor en ambientes cálidos sin sequías acentuadas. Tolera mal los suelos de naturaleza caliza.
 

Observaciones

El pino canario es capaz de brotar después de un incendio gracias a la facilidad para producir rebrotes en el tronco y en la cepa, una rareza entre los pinos, pero que ha hecho que sea plantado en muchos lugares con riesgo de incendio.
Su madera es excesivamente resinosa para ser utilizada industrial o artesanalmente; pero fue muy apreciada para la fabricación de teas, en especial el duramen, que es la parte central más obscura. Actualmente es especie protegida en las islas Canarias y está prohibida su tala. Se utiliza también como especie ornamental en jardines de todo el mundo.